Aspectos para considerar en la compra y/o venta de empresas incluidos en la Ley de Financiamiento

Quienes estén pensando en comprar y/o vender empresas deben tener en cuenta las consideraciones relacionadas con el precio mínimo de venta planteadas en la Ley de Financiamiento emitida por el Gobierno Nacional en diciembre de 2018, las cuales indican entre otras cosas:

Enajenación Directa

Cuando se realice la enajenación de:

  • Acciones o cuotas de interés social de sociedades o entidades nacionales que no coticen en la Bolsa de Valores de Colombia o una de reconocida idoneidad internacional según lo determine la DIAN.
  • Derechos en vehículos de inversión tales como fiducias mercantiles o fondos de inversión colectiva cuyos activos correspondan a acciones o cuotas de interés social de sociedades o entidades nacionales que no coticen en la Bolsa de Valores de Colombia o una de reconocida idoneidad internacional según lo determine la DIAN.

Se presume que el precio de enajenación no puede ser inferior al valor intrínseco incrementado en un 30%. Lo anterior sin perjuicio de que la DIAN acuda a los métodos de valoración técnicamente aceptados para confirmar el valor de la enajenación, como el de flujos descontados a valor presente o el de múltiplos de Ebitda.

Enajenación indirecta

La enajenación indirecta de acciones en sociedades, derechos o activos ubicados en el territorio nacional, mediante la enajenación, a cualquier título, de acciones, participaciones o derechos de entidades del exterior, se encuentra gravada en Colombia como si la enajenación del activo subyacente se hubiera realizado directamente. El costo fiscal aplicable al activo subyacente, así como el tratamiento y condiciones tributarios será el que tenga el tenedor del activo subyacente como si lo hubiera enajenado directamente en el país y el precio de venta debe corresponder a su valor comercial de conformidad con el Estatuto Tributario.

Lo anterior son algunas medidas para combatir la evasión y el abuso en materia tributaria por lo cual es necesario que los contribuyentes tengan muy presentes las valoraciones financieras del caso para definir el precio de venta (o compra), así como las implicaciones tributarias con el fin de disminuir la posibilidad de incurrir en multas y/o sanciones por parte de las autoridades de fiscalización.